Tras baja en precios de energía, Bice advierte más cautela de la banca al financiar ERNC

256 0
256 0

Desde que en 2008 BICE se convirtió en el primer banco nacional en financiar proyectos de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), la entidad ha comprometido unos US$1.000 millones para cerca de 45 proyectos (capacidad instalada de 715 MW). Actualmente tienen en carpeta 39 iniciativas, con un stock de colocaciones que asciende a US$500 millones.
En estos diez años, Rodrigo Violic ha sido el encargado de encabezar esta área del banco, trayectoria que le valió ser nominado al premio Clean Energy Finance Summit de 2017. Y en esta década, el ejecutivo ha sido testigo de los cambios que ha registrado el sector en el país. “Es más riesgoso de lo que era antes”, asegura el gerente de negocios y financiamiento de proyectos de BICE, pero afirma que sigue siendo un nicho importante para el banco. “Antes era muy fácil financiar un proyecto cuando el costo de la energía estaba entre US$150 y US$200. Hoy estamos hablando de precios que fluctúan entre los US$45 y US$55, por lo tanto, tenemos que ser mucho más selectivos”, explica.

A raíz de esto, ahora la banca sería más cautelosa al momento de financiar proyectos de ERNC: ”La tendencia es a financiar a plazos más cortos, eso es algo que hemos estado viendo. La banca está cambiando hacia un nivel de endeudamiento más bajo de los proyectos, y plazos más corto”, asegura.

Reflejo de los precios más bajos es lo que ha ocurrido en los últimos dos años con las licitaciones eléctricas. Esto, considerando que en 2017 el precio promedio de adjudicación fue de unos US$32,5/MWh, 31% menos de lo promediado en la subasta anterior (US$47,6).

“Esos proyectos que se adjudicaron tienen que demostrar ahora que se pueden construir, que se pueden llevar a la práctica”, advierte Violic. En ese sentido, recuerda que los proyectos adjudicados en 2016 tienen que iniciar su suministro recién en 2021. “Van a tener que financiarse, probablemente con la banca, y ahí hay una incertidumbre respecto de las condiciones bajo las que conseguirán ese financiamiento, porque estamos hablando de un horizonte de cuatro a cinco años, donde muchas cosas pueden pasar a nivel mundial. Hoy día las tasas de interés siguen estando bajas, pero uno no sabe qué pueda pasar de aquí a cinco años más”, comenta el ejecutivo.

Es más, dice que en el caso de la licitación de este año, “la incertidumbre incluso es mayor, porque son proyectos que recién tienen que iniciar su suministro en siete años más, y también van a tener que, en su minuto, conseguir financiamiento, y ahí la gran incógnita es en qué condiciones lo conseguirán”. Eso sí, cree que los precios que arrojaron ambas licitaciones, no serán necesariamente el nuevo techo de aquí en adelante.
Ejemplo de esta incógnita de financiamiento para estos proyectos, es lo que ha ocurrido en los últimos años con la Tasa Interna de Retorno (TIR): hoy está más cerca del 8% y 9%, mientras que hace tres o cuatro años podía ser del 15%. “Un muy buen proyecto te da una TIR de dos dígitos, pero hoy es difícil”, asegura.

Violic recuerda que antiguamente, entre los proyectos que financiaban, los que recuperaron de forma más rápida la inversión tuvieron un payback de tres a cuatro años. En cambio, actualmente sería de unos ocho años. “Estamos viendo algo que es bastante más normal en términos comparativos con otros países”, explica, y ejemplifica con lo que ocurre en Europa.
Sobre las tasas a las que presta la banca, el ejecutivo puntualiza que va a depender de la fuente de fondos, pero en el caso de BICE, como acceden a fondos de Corfo del programa de energías renovables, las tasas de interés hacia los clientes finales puede estar entre el 5,5% y 5,8%. Por otro lado, con un fondeo más tradicional, propio de bancos que no funcionan con Corfo, la tasa de interés puede estar en torno al 6,5% para igual plazo, apunta.

Fuente: Pulso.

In this article