San Clemente promete ser la primera comuna con «iluminación inteligente»

La comuna de San Clemente, ubicada en la Región del Maule, será la primera en nuestro país en funcionar con un moderno sistema de telegestión o “iluminación inteligente”, mismo que ya ha mostrado su eficiencia energética y seguridad en otros países, y de manera experimental en Smartcity de Ciudad Empresarial y La Reina.

Lo anterior surge en el marco de la adjudicación del servicio de suministro para el recambio masivo de luminarias del alumbrado público de la comuna maulina, lo que corresponde a un  programa piloto de actividades de mejoramiento en la materia, desarrollado por el Ministerio de Energía e implementado por la  Agencia Chilena de Eficiencia Energética.

El oferente ganador de esta propuesta resultó ser la empresa AHIMCO, que posee más de 20 años de experiencia, la que instalará tecnología de Schréder, pionera nacional en telegestión.

En ese contexto, y con el objetivo de dotar a la comuna de un alumbrado público de calidad y eficiente, se cambiarán 2 mil 104 luminarias tradicionales por tecnología LED, modelo Teceo de 55, 71 y 107 watts.

A eso se sumará un sistema de telegestión Luco NX, programado por especialistas para operar todo el sistema comunal.

“Iluminación a la carta”

Este sistema se trata de “iluminación a la carta”, que garantiza la seguridad y comodidad para todos los usuarios, junto a un ahorro energético de hasta un 75%, comparado con sistemas de iluminación convencional.

Las luminarias Led se encienden, apagan o regulen su intensidad en la medida que hay circulación de personas o vehículos.

Todo, gracias al sistema de telegestión, solución sustentable que actúa bajo el principio de iluminar lo justo, asegurando el nivel lumínico correcto, creando entornos agradables y reduciendo la contaminación lumínica. Además, el sistema optimiza la infraestructura del alumbrado, ya que localiza las fallas, lo que permite disminuir los costos por mantenimiento.

Esto se traducirá, por ejemplo, en que sólo algunos de los Led se enciendan cuando se detecta un ciclista o peatón y que toda la luminaria se encienda cuando un autobús o auto está usando la vía. De esta manera, cuando no hay tráfico, los niveles de iluminación se reducen a 15%.

Fuente: La Nación