745 0

Según un catastro realizado por la Corporación de Bienes de Capital (CBC), un 51% de los proyectos energéticos aprobados en el período 2012-2013 aún no ha iniciado sus construcción en el país, entre otras causas por la menor demanda de contratos de abastecimiento eléctrico disponible asociada al descenso en la cantidad de iniciativas mineras, debido al desplome en los precios de las materias primas y el cobre, en particular.

Entre 2012 y 2013 se aprobaron 182 proyectos de inversión en energía por US$ 29.800 millones, incluyendo obras que serían emblemáticas como la central Punta Alcalde o la unidad hidroeléctrica Cuervo en Aysén. Sin embargo, de acuerdo con el informe de la CBC, de las iniciativas aprobadas en esos años, 37% ya está terminado y 12% está en construcción, mientras que 22% está en etapa de ingeniería y 29% fue diferido.

Uno de los grandes problemas de las eléctricas ha sido que los grandes consumidores que se proyectaban se han caído. Esto, porque varias iniciativas mineras que ya deberían estar en construcción fueron detenidas, primero por la judicialización y hoy por la baja de los commodities que golpeó fuertemente el ritmo de las inversiones.

Fuente: Diario Financiero

In this article