Renovables serán responsables de generar nuevos empleos en la segunda región

144 0
144 0

El seremi de Energía, Aldo Erazo, aseguró que la provincia El Loa, donde ya se generan 200 MW de energías renovables no convencionales (ERNC), “es el corazón” de este tipo de tecnologías limpias y prevé un futuro aún más auspicioso con la pronta concreción de cuatro nuevos proyectos, que junto a las futuras plantas de Cerro Pabellón (geotermia) y Cerro Dominador (fotovoltaica), aportarán alrededor de 2 mil plazas de trabajo en sus etapas de construcción.

Nuevas iniciativas

La autoridad regional detalló que son seis las centrales de energías renovables que se encuentran operando y generando energía a partir de fuentes de ERNC en El Loa, las que aportan más de 200 MW de energía limpia al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Erazo especificó que se trata de cuatro plantas fotovoltaicas que en conjunto aportan 70,95 MW, una eólica de 90 MW y una geotérmica de 40 MW. Asimismo, en la provincia existen 21 proyectos energéticos que podrían materializarse y que aportarían 2.543 MW y significarían una inversión de US$ 9.525 millones en los próximos años.

El seremi, quien destacó que en la actualidad la región aporta el 18,8% de las ERNC que se producen en el país; agregó que en El Loa “tenemos varios proyectos en carpeta y entre los que están más cercanos de salir en el segundo semestre, tenemos los de Andes Mainstream que son los parques eólicos Ckanni y Tchamma. Además de Engie y su parque eólico Calama que tiene su pronunciamiento y las cosas bastante avanzadas; Acciona, que está tramitando sus permisos para un parque eólico y si todo sale bien saldría en el segundo semestre de 2019”.

A estas iniciativas, sumó la ampliación del proyecto Cerro Pabellón Etapa III, que se encuentra en evaluación ambiental y que generaría 33,1 MW.

Puestos de trabajo

“Si nos proyectamos con todos estos proyectos, tendríamos mil puestos de trabajo para el segundo semestre de 2019, y si sumamos el relanzamiento de Cerro Dominador, que hoy da inicio a la última fase de construcción, tendremos 300 puestos de trabajo y otros 700 antes que termine 2018. Entonces son 2 mil puestos de trabajo con los que energía aportará al desempleo de la zona”, agregó el seremi sobre las potenciales oportunidades laborales, en momentos que el desempleo alcanza 11,1% en la comuna.

Fuente: Mercurio de Calama.

In this article