Potencial eólico de la Región del Biobío supera a la generación de energías convencionales

1841 0
1841 0

Experto reconoce que esta realidad impactará a la baja el precio del MW/h, favoreciendo a hogares e industria. Sin embargo, esto supone esfuerzos para reforzar el sistema de transmisión, evitando el estrés en la operación.

La tendencia es clara en favor de la energía renovable no convencional: ningún proyecto de generación eléctrica en base a carbón ingresó a evaluación ambiental el año 2016 en todo Chile.

En paralelo, las Ernc siguen sumando proyectos y Biobío no es la excepción. Sí, porque pese que acá existe la única iniciativa en base a carbón en carpeta y con permiso ambiental otorgado (Santa María II, de Colbún, en Coronel), la zona sigue sumando proyectos renovables y la energía eólica es la que lidera.

Hoy, son nueve los parques eólicos funcionando (119 MW), 20 ya cuentan con autorización, por 2.974 MW y son siete los que hoy están en proceso de calificación en el Servicio de Evaluación Ambiental (927 MW).

Y la semana pasada se sumó una nueva iniciativa: Parque Eólico Dunas del Sur, cuya inversión de US$16 millones, permitirá generar un total de 6MW.

La suma de potencia instalada de todos estos proyectos, da un total de 4.020 MW en base al viento (3.901 por construir), lo que equivale a un aproximado de 12 plantas termoeléctricas a carbón como las que operan en Coronel de 350 MW.

Claramente, una tendencia significativa de la matriz eléctrica regional y nacional hacia tecnologías menos contaminantes y más amigables tanto con la salud de la población como de su entorno.

Al respecto, la seremi de Energía, Carola Venegas, comentó que “hoy los mayores factores de planta instalados, en operación en el país están en la región. Esto influye en buenos precios y, por ende, en mayores posibilidades de adjudicación de licitaciones de clientes regulados u ofertas a clientes libres, puedan estar también a partir de proyectos eólicos en la zona”.

Asimismo, estimó que esperan que estas nuevas iniciativas permitan la contratación de profesionales de la región, dado que la educación superior ha alineado la oferta de carreras y planes de estudio para atender estas nuevas inversiones.

Igualmente, la autoridad sostuvo que lo esperable es que estos nuevos y bajos precios de la electricidad permitan que otras actividades industriales tengan un mayor dinamismo, aportando así a la economía regional.

Por su parte, el ingeniero eléctrico, Rodrigo López, dijo que desde el punto de vista estrictamente técnico, el SIC, necesariamente, tendrá que adaptarse ante la masiva entrada de energía renovable, de lo contrario, se dará paso al estrés en la operación del sistema.

“Desde una dimensión económica, la entrada de este tipo de energía renovable, como lo es la eólica, seguirá impactando a la baja el precio del MW/h por la mayor competencia. Habrá disponibilidad de contratos, entonces la tendencia de la industria de renegociar los contratos, de pasar de cliente regulado a cliente libre se va a ver”.

Fuente: Diario Concepción.

In this article