Ministerio de Energía retira reglamento de servicios complementarios y desata preocupación de renovables

220 0
220 0

Gobierno aseguró que la decisión se dio como parte de un proceso de revisión legislativa. Esta normativa busca remunerar y valorizar los aportes que cada tecnología hace al sistema eléctrico.

Dudas en algunos segmentos del mercado eléctrico, principalmente entre los generadores renovables, provocó el retiro de Contraloría de dos reglamentos por parte del Ministerio de Energía durante la semana pasada.

A fines de marzo, a días de haber asumido, el ministerio liderado por Susana Jiménez decidió retirar los reglamentos de servicios complementarios y de coordinación y operación del sistema eléctrico nacional para su revisión. Esto, pese a que estos fueron elaborados por varios meses a través de un trabajo participativo, que partió en 2017.

Si bien desde el gobierno indicaron que la medida se enmarca dentro de un proceso de revisión legislativa, desde la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera) tienen dudas sobre la necesidad de seguir retrasando el marco reglamentario de los servicios destinados a financiar los servicios que cada tecnología entrega al sistema eléctrico. Sobre todo, porque estiman que el reglamento que estaba en Contraloría otorgaba “el mejor reflejo posible” de remunerar y cobrar a las distintas tecnologías.

“Los servicios complementarios llevan casi 10 años en estudio, y los últimos nueve meses en mesas de trabajo semanales de avance, de ir aunando y consensuando posiciones, y el documento que se logró consensuar creo que reúne la visión de todos los sectores. Es fundamental que se implemente de forma rápida, para ver en la práctica cómo opera y en el camino identificar las brechas y los puntos que deberían ser corregidos, pero lo fundamental hoy en día es el tiempo”, comentó José Ignacio Escobar, presidente de Acera y gerente general de Acciona Energía Chile.

En tanto, desde el gobierno, la ministra de la cartera, Susana Jiménez explicó que la justificación del retiro es que se debe revisar la normativa actual; punto que, según trascendió, sería compartido por otros expertos y empresas del sector.

“Creemos que se deben revisar particularmente las asignaciones de pagos de los servicios complementarios y, a partir de lo anterior, analizar la consistencia de las demás definiciones de ambos reglamentos”, comentó Jiménez, quien agregó que “valoramos el trabajo participativo en relación con estos reglamentos y las discusiones que se dieron en torno a ellos. Precisamente, a partir de ese trabajo surgió, como parte de las conclusiones, la necesidad de revisar ciertas temáticas relacionadas con las asignaciones de los pagos y los agentes que se deben considerar en los mismos. En ese sentido, consideramos que es una oportunidad para mejorar y profundizar la discusión”.

Fuente: Pulso.
In this article