Líneas eléctricas en construcción marcan récord y suman 2.315 kilómetros en dos años

620 0
620 0

Un total de 2.315 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica figuran en el catastro de proyectos de este tipo entre 2014 y 2015 de la Comisión Nacional de Energía (CNE). Una cifra récord en comparación con el período 2012 y 2013, donde hubo 2.219 kilómetros de líneas en construcción, y del lapso 2010 y 2011, en que la cifra era mucho menor (1.667 kilómetros).

Solo este año -el único que contaba con datos desagregados por ejercicio- hay 33 proyectos de transmisión eléctrica en construcción, que suman una inversión de US$ 1.530 millones y 2.067 kilómetros de obras.

La cifra incluye grandes proyectos, como la interconexión eléctrica que desarrolla E-CL a través de su filial TEN y Red Eléctrica -grupo español que compró el 50% de TEN el viernes- y que consta de 600 kilómetros. Sin embargo, no considera iniciativas como la línea entre Cardones y Polpaico de 753 kilómetros que desarrolla el grupo ISA a través de Interchile, y que espera obtener su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en el corto plazo. Este proyecto ha encontrado variados obstáculos y oposiciones de comunas especialmente de la Quinta Región.

El ministro de Energía, Máximo Pacheco, comenta que como cartera han hecho “un gran esfuerzo por abrir un diálogo con las distintas comunidades, actores y alcaldes de las comunas, porque entendemos que nuestra legislación tiene posibilidades de ser mejorada, y por eso hemos ingresado un proyecto de ley de transmisión que hoy está en plena tramitación”. Añade que estos proyectos van en beneficio del país, son de interés nacional y, por tanto, prioritarios para el Gobierno.

Considerando el acumulado de líneas eléctricas existentes y en construcción, la cifra este año es considerablemente superior a la que figuraba entre 2006 y 2010, principalmente (ver infografía).

El rol de la transmisión

El ministro Pacheco critica que el país ha tenido un retraso importante en el desarrollo de la infraestructura energética, lo que “nos ha costado muy caro”, reconoce. Esto, porque al dejar atrás esta prioridad el país pierde la oportunidad de generar energía a precios más razonables y produce “un daño enorme para los hogares y para la actividad productiva”.

Las líneas de transmisión son claves para el buen funcionamiento del sistema eléctrico. La estrechez de las líneas en ciertos sectores del país ha provocado en el último tiempo que mucha energía generada no pueda evacuarse desde su zona hacia otros sectores del país, lo que tiene consecuencias para las empresas y para el sistema.

De allí la importancia que tiene para el Gobierno la concreción del proyecto de Interchile, ya que la obra ampliará la parte de la línea que está actualmente más congestionada y permitirá evacuar lo generado por proyectos que hoy no tienen esa opción. Por tanto, tendría como efecto una caída en los precios.

El titular de Energía recalca que “en estos dos años de gobierno ha comenzado a dar frutos la política que hemos impulsado en generación y transmisión”, donde han ingresado nuevos actores y se ha impulsado fuertemente el sector de generación, lo que se ha notado por el importante ingreso de una serie de empresas de Energía Renovable No Convencional (ERNC), las que desarrollan plantas solares y eólicas, entre otras fuentes.

Gobierno
El ministro de Energía destaca que estos proyectos son de interés nacional y, por tanto, prioritarios para el Gobierno.

Fuente: Economía y Negocios

In this article