Inversión en cuarto trimestre subió 4,6% y energía alcanzó niveles de minería de 2012

495 0
495 0

Desde el segundo trimestre de 2015, el sector de energía tomó un rol protagónico en cuanto a la intensidad de inversión. De esta manera, al cuarto trimestre concentró el 36% del total, seguido muy por debajo por minería con 19%, y luego por obras públicas e inmobiliario con 18%. Les siguieron el segmento industrial con 3% y otros sectores con 5%, según el informe de la Corporación de Bienes de Capital (CBC).

¿Lo más llamativo? La industria eléctrica ya alcanzó los niveles que tenía la minería -el principal sector económico de Chile- en 2012, mucho antes de que se desinflara el ciclo de buenos precios del cobre.

Si bien en casi todo el período entre 2008 y 2015 fue la minería la que más incidió en el indicador de intensidad de la inversión -y los valores más altos son coincidentes con los mayores niveles del ciclo del precio del metal-, ya desde el segundo trimestre del año pasado la energía tomó un papel central, rol que se fue incrementando hasta alcanzar una nueva cifra récord durante los últimos tres meses de 2015. Esto se explica, sobre todo, por el gran crecimiento que han tenido las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), pero también por algunas iniciativas convencionales y de transmisión eléctrica.

Sumando todos los sectores económicos, la intensidad de inversión aumentó 4,6% nominal (6,8% corregido por tipo de cambio) respecto de los tres meses anteriores, y 11,4% nominal (17,8% corregido) respecto de 2014. En estas cifras el gran impulsor fue energía, aunque también incidieron los demás rubros, con excepción de la minería, que registró su novena variación negativa consecutiva en la serie, según señala el informe de la CBC.

Fin al frenazo

El informe estima que este año los números en energía deberían seguir incrementándose. Para el ministro de Energía, Máximo Pacheco, estos resultados son una muestra del fin al frenazo de las inversiones en el sector que se venía arrastrando hace ya un tiempo, y que se profundizó tras la detención del proyecto termoeléctrico Barrancones del gobierno del ex presidente Sebastián Piñera.

El récord histórico de inversión en el sector, explicó el secretario de Estado, es consecuencia de que “se ha creado un clima muy favorable a la inversión, después de un largo período de frenazo, de falta de reglas claras, porque cuando asumimos (como gobierno) nos dimos cuenta de que había un debilitamiento institucional en el sector”, dice Pacheco. Agrega que la presentación de la Agenda de Energía en mayo de 2014 fue importante porque creó un ambiente de discusión entre todos los actores y les permitió definir cuáles eran las prioridades para el sector. “Es significativo que en los primeros 24 meses de gobierno se haya duplicado la inversión de energía”, comenta.

Lo anterior, en parte, se debió a la modificación a la ley de licitaciones para el suministro eléctrico de clientes regulados (fundamentalmente hogares), que permitió aumentar la competitividad, sumar más actores y, por ende, bajar los precios.

Respecto de la baja en la demanda eléctrica, que ha generado advertencias por parte de algunos actores sobre el desincentivo que esto produce a realizar nuevas centrales, comentó que lo que le preocupa “no es que haya una mayor demanda, sino que se use bien la energía”. A su vez, destacó la necesidad de avanzar en eficiencia energética.

Fuente: RevistaEI

In this article