Gobierno deja abierta la puerta a la discusión futura por energía nuclear

686 0
686 0

Recordando el paso del poeta Raúl Zurita como estudiante de ingeniería por la Universidad Federico Santa María de Valparaíso, el ministro de Energía, Máximo Pacheco, comenzó su discurso en el salón de honor de dicha casa de estudios para lanzar la consulta pública de la Política Energética de largo plazo, pilar fundamental de la Agenda de Energía.

La ciudad puerto fue el escenario escogido para dar el vamos a este proceso de participación y validación ciudadana de esta propuesta. En la ocasión el ministro dijo que la idea es que la mayor cantidad de personas puedan entrar al sitio web del ministerio (www.minenergia.cl) hasta el 4 de diciembre y que puedan entregar su opinión respecto de los temas relacionados con la energía “y el tipo de energía que queremos para el futuro”.

¿Existe un espacio dentro de esa discusión para hablar sobre energía nuclear? Pacheco no cerró la puerta a ese debate.

“Este documento ha señalado que hoy como país no estamos en condiciones de tomar una decisión sobre energía nuclear”, dijo el ministro, sin cerrar el tema.

Agregó que Chile “no tiene los estudios necesarios para tomar una decisión, y lo que el documento plantea es que este es un tema que Chile debe seguir estudiando, y una vez que tengamos esos estudios, entonces, abrir una discusión sobre esto”.

Sin embargo, fue enfático en señalar que durante la administración de la Presidenta Michelle Bachelet “este es un tema donde el gobierno no va a tomar ninguna decisión”.

Baja en cuentas de luz

Varios son los lineamientos que fija esta Política Energética en consulta. Uno de ellos es contar, al menos, con una matriz cuyo componente sea 70% proveniente de energías renovables a 2050, y 60% a 2035. “Así vamos a acelerar la marcha para contribuir a las metas globales de cambio climático”, agregó Pacheco.

El ministro de Energía destacó que al retomar el país “la vocación renovable” que tenía la matriz de generación energética hace tres décadas, tendrá un impacto significativo en las cuentas de luz de los ciudadanos.

La política energética plantea como meta llegar a 2035 como uno de los tres países de la OCDE con menores precios promedio en la cuenta de la luz, hoy se ubica sobre la media y dentro de los más altos de  Latinoamérica. A 2050 la meta se pone más ambiciosa, estar entre los tres países con cuentas más bajas en el club de los países ricos.

Esta política contempla, además, un especial énfasis en el impulso al uso de la biomasa en la generación de electricidad. En el documento se destaca como una energía “local, renovable, limpia, y equitativamente accesible, siempre y cuando se tomen las decisiones correctas en su uso”.

En ese sentido, el ministro Pacheco anunció que a 2050 será necesario que todas las comunas del país cuenten con una regulación que declare a la biomasa forestal como combustible sólido, y que además sea declarado como combustible de recambio de calefactores en zonas saturadas o latentes, principalmente, por el uso de la leña.

Con respecto a los pueblos originarios, el documento espera que el proceso de participación sea definido con las propias comunidades.

Sobre las comunidades cercanas a los proyectos eléctricos, esta política tiene como meta desarrollar procesos de asociatividad en el 80% de las iniciativas al año 2035.

“Al año 2050, la totalidad de los proyectos energéticos desarrollados en el país deberá contar con mecanismos de asociatividad entre comunidad y empresa, que contribuyan al desarrollo local y a un mejor desempeño del proyecto”, señaló el ministro Máximo Pacheco.

Otras metas que incluye el proyecto es la interconexión regional al 2035 y que la indisponibilidad horaria (cortes de luz) no supere cuatro horas/año a esa misma fecha, y una hora/año a 2050, entre otros.

Finalizado el proceso de participación ciudadana, el documento será entregado a la Presidenta Bachelet, y durante 2016 será difundido.

En su despedida de Valparaíso, Pacheco nuevamente citó a Zurita. “Amadas playas que ruegan” fue el poema del premio nacional de literatura escogido por el secretario de Estado para cerrar la ceremonia.

Fuente: La Tercera

In this article