Gas argentino llegará por gasoducto del Biobío y zona central a partir de septiembre

91 0
91 0

“Tenemos una muy buena noticia para el país. El acuerdo firmado entre los presidentes Piñera y Macri, de abril pasado, permitirá una integración creciente en energía, tanto en lo que es importación, exportación tanto  de gas, como de energía eléctrica. Por lo tanto, el saber que hay una voluntad explícita y ya concreta a través de la resolución que firmó ayer el ministro Iguacel, va a permitir iniciar exportaciones de gas el próximo mes de septiembre”, anunció la ministra, Susana Jiménez, quien se reunió por más de una hora con su par argentino, Javier Iguacel, en el marco de la IX Binacional de Ministros de Chile y Argentina.

Respecto a si esto repercutirá en una disminución de precios a los consumidores chilenos, ministra Jiménez destacó que, “ciertamente el hecho de que se abra esta oportunidad a precio competitivo, significa acceder a este insumo a mejor precio. Chile hoy importa gas de desde Trinidad y Tobago, entre otros, a través de las plantas de regasificación que tenemos en Mejillones y en Quintero, pero ahora que accederemos a buenos precios con gas argentino y esto por supuesto significará gas en condiciones más competitivas”, precisó.

El ministro de energía argentino, Juan Iguacel, por su parte, explicó que “lo que hicimos fue reglamentar la manera de exportar energía a Chile; derogamos todas las prohibiciones que había en la década pasada.Hoy ya tenemos cinco permisos de exportación pedidos hacia Chile, con lo que esta primavera Argentina comienza a proveer de gas a los chilenos”.

Dichas derogaciones fueron establecidas en la resolución 104/2018 del Ministerio de Energía de Argentina, y publicadas en el Boletín Oficial de ese país hoy 22 de agosto.

Este anuncio es fruto del acuerdo firmado en abril entre los Presidentes Sebastián Piñera y Mauricio Macri, en materia de integración energética que permite la libre comercialización, importación, exportación y transporte de gas natural y energía eléctrica.

La importancia de la reanudación del comercio del gas

Respecto de los gasoductos que se utilizarán, Susana Jiménez explicó que “la existencia de siete gasoductos entre ambos países que fueron construidos en los años 90, hoy están disponibles. Hemos tenido interesados desde Chile tanto a través del gasoducto de la Zona Central, como del Biobío y también en el Norte.. Esta es una gran oportunidad para volvernos a integrar energéticamente con el país vecino”.

La relevancia de este anuncio radica en que por primera vez, en más de una década, se podrá importar gas desde Argentina sin restricciones u obligaciones de devolución, como ocurría hasta antes de dicha resolución.

La reanudación de los envíos podría tener un positivo impacto a futuro en el precio del gas que se consume en nuestro país. “Chile importa este combustible desde otros destinos, como por ejemplo Trinidad y Tobago. El hecho que volvamos a integrarnos energéticamente con el país vecino, significa acceder a este insumo a precios competitivos”, resaltó la ministra Jiménez.

En la reunión bilateral también participó el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez -donde se encuentra el yacimiento Vaca Muerta-, quien explicó que “hoy estamos en Chile porque estamos reabriendo mercados, porque ya empezamos a tener producción de excedentes, la cual requiere de la colocación de nuevos mercados. Hoy, Vaca Muerta está produciendo 30% del total del gas de la República de Argentina, y más del 11% del total del petróleo”.

Estas operaciones podrán realizarse en la medida que no se comprometa el abastecimiento interno, y que no se afecte la seguridad de la operación, ni la calidad y confiabilidad de los servicios de transporte y distribución de gas natural y de electricidad de cada país.

Otros temas que se abordaron durante la reunión fueron el avance del Estudio binacional en curso que identificará cinco líneas de alternativas de interconexión eléctrica; la constitución de la mesa de trabajo binacional para avanzar en mecanismos de armonización regulatoria que facilite el intercambio de energía tanto eléctrico como de gas; las áreas de cooperación interinstitucional, como eficiencia energética, energías renovables y planificación energética de largo plazo.

Fuente: Revista Energía.

In this article