Estudio postula que se podría ahorrar más de US$ 1.300 millones potenciando la energía hidroeléctrica

3532 0
3532 0

SANTIAGO.- En economía, para ser exitosos, una de las claves es la competitividad. Y dada la ubicación geográfica de Chile, los costos del transporte para importar combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas) son superiores a los de los socios comerciales, lo que afecta seriamente el corazón de la “máquina productora” del país: los costos de la energía para producir cualquier producto. Por ende, nuestra competitividad.

Más aún, si tomamos en cuenta el cómo va a aumentar el consumo de energía. Según un reporte del Ministerio de Medio Ambiente de 2013, la proyección del consumo total de energía desde ese año a 2020, se incrementaría en un 70%. ¿Consecuencia? Será cada vez más caro abastecerse.

A raíz de este problema, F&K Consultores realizó un estudio en el que hace una estimación sobre el ahorro hipotético que significaría aprovechar el potencial hidroeléctrico y las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) para las principales industrias del país. Para el primero el ahorro sería de US$ 102/MWh, mientras que para las segundas unos US$ 124/MWh.

“Decidimos hacer este estudio porque los altos precios de la energía han afectado de manera muy importante a las principales industrias del país. En este contexto, existe una preocupación de varios actores afectados (usuarios del sistema) en diagnosticar por qué existen precios de la energía tan altos en el país y cómo lograr una reducción en los precios de la misma para ganar competitividad a nivel internacional”, indicó Valentina Konow, economista a cargo del estudio.

La Ley 20.257 define a las ERNC como “a aquellas fuentes de energía que pueden renovar su suministro a escala de tiempo humana” y la capacidad que tienen a nivel nacional es de sólo un 6%.

El Ministerio indica que sus ventajas son el bajo costo de operación y la abundancia de recursos en el país, en tanto, que las desventajas son un alto costo de inversión inicial, impacto en las zonas inundadas y dependencia del clima para su abastecimiento de agua.

La tabla a continuación, muestra en la última columna, cuánto sería el ahorro para cada industria de pasar de un escenario donde se aprovecha poco el potencial hidroeléctrico a uno donde sí se aprovecha.
En ella, es posible observar que en la industria del cobre se generarían ahorros de alrededor de US$ 680 millones, es decir el 50% del gasto actual. Un recorte significativo, si se considera que Cochilco espera que la industria del metal rojo aumente en 81% su gasto de energía para 2015.Respecto a ello, diversas investigaciones del Gobierno han estimado en cerca de US$17 MW/h el menor costo energético que podrían tener los clientes libres del norte grande (entre los que se encuentran las empresas mineras) debido a la interconexión, lo que sería un paso importante en materia de infraestructura energética para la minería.

En la industria del papel y la celulosa será la segunda con un mayor ahorro anual, que sería del orden de los US$ 220 millones, con un 16% menos.

Fuente: Emol
In this article