Energía eólica sin aspas… nuevo invento revoluciona renovables

“No son molinos son gigantes y voy pelear con ellos en fiera batalla desigual”,  Don Quijote de la Mancha  En estos dias hablar de energía sostenible es común pero cuestionar los modelos actuales y presentar nuevas alternativas es otra cosa. Algo asi hicieron los chicos de VORTEX que cuestionaron la tradicional energía eólica y presentaron un modelo de energía eólica que no mata aves con sus gigantes helicesSeamos realistas pidamos lo imposible, este parece ser el lema de los creadores de un sistema de energía eólica que no necesita aspas, palas o helices Los padres de la criatura son tres locos magníficos con un toque de genialidad David Yañez, David Suriol y Raúl Martín, que dejaron a todos boquiabiertos con este invento tras ganar el premio del “Fondo de Emprendedores” de la empresa Repsol y ganar el Startup & Investor Summit 2014, según publica Energía Limpia XXI.

Cabe destacar que la energía solar, geotérmica, hidroeléctrica y biomasa están en un creciente auge pero este nuevo invento ha inyectado una bocanada de aire fresco al sector de las renovables de viento. El dispositivo consiste en un cilindro vertical semirrígido, anclado en el terreno, y que incluye materiales piezoeléctricos. La energía eléctrica se genera por la deformación que sufren esos materiales al entrar en resonancia con el viento. “Es como poner un bate de beisbol al revés, hacia arriba, y que oscila”,dijo David Suriol. Con el proyecto Vortex vamos a tener unos aerogeneradores diferentes a los que conocemos hoy en día, que se mueven de una manera diferente, pero que aportan muchas ventajas. En primer lugar, ventajas medioambientales, tanto en temas de ruido, que es inexistente, como desde un aspecto visual. También desde el punto de vista de las interferencias que producen los molinos actuales con los radares. Éstos, en principio, no lo van a producir.

Un informe de Energia Limpia XXI destaca que entre las ventajas económicas esta la cantidad de piezas que tiene un molino de viento y que aqui se resumen a un simple pero extraordinario mástil. Además, el molino de viento actual tiene que buscar la dirección del viento y posicionarse. Para eso tiene unos mecanismos internos, tiene una góndola que se redirige. Aquí no va a existir. Con eso se consigue un ahorro en materiales, transporte y mantenimiento que hará que al final, con el mismo euro, se genere aproximadamente un 40% más de energía, más económica y eficiente par todos.

Fuente: Energía limpia para todos