Equidad tarifaria podría derivar en sucesivas alzas de la luz en Santiago

741 0
741 0

El proyecto de ley de equidad tarifaria, que introduce un reconocimiento a las zonas productoras de electricidad, impactará en las tarifas de determinados clientes de los grandes centros urbanos, principalmente en Santiago.

Esto, porque al ser Santiago la zona del país con las tarifas de electricidad más bajas -debido a la concentración poblacional, que permite grandes ahorros en infraestructura para atender a un mayor número de clientes-, es la zona escogida para “hacer caja” y compensar las reducciones de las zonas en que hoy la luz tiene un costo por sobre el 10% del promedio, principalmente zonas aisladas y rurales.

Por ello, en un período de dos años desde la promulgación de la ley, los clientes con un consumo mensual superior a los 180 KWh en la capital verán un incremento de sus cuentas de 7,3%. Este límite tiene por objeto dejar fuera de las alzas a sectores vulnerables, pues menos de la mitad de los clientes consumen por sobre esa cifra.

“Las diferencias (de tarifa entre una zona y otra) serán absorbidas por todos los demás suministros sometidos a regulación de precios de las comunas que están bajo el promedio señalado, con excepción de aquellos usuarios residenciales cuyo consumo promedio mensual de energía del año calendario anterior sea menor o igual a 180 kWh, de modo que no varíe la recaudación total inicial. Sin perjuicio de lo anterior, las tarifas correspondientes a aquellos usuarios residenciales que deban absorber las diferencias señaladas, no podrán resultar superiores al promedio simple de éstas”, señala expresamente el proyecto de ley.

El alza de la cuenta en los grandes centros urbanos -además de Santiago, habrá aumentos tarifarios en zonas como Valparaíso o Rancagua- ha sido objeto de debate en la comisión de Minería y Energía del Senado, donde los parlamentarios han expresado su preocupación por estos incrementos.

Pese a ello, en el Gobierno confían en que se logrará el apoyo de este grupo, pues el centro de la discusión es beneficiar a las zonas en las que se han visto directamente impactados por la instalación de grandes centrales de generación, sin obtener a cambio ningún retorno por ello.

Fuente:  Pulso

In this article