BNEF: sol, viento y almacenamiento representan un desafío sin precedentes para los combustibles fósiles

125 0
125 0

Un nuevo informe publicado por Bloomberg New Energy Finance (BNEF) revela que la energía solar fotovoltaica y la eólica fueron un 18% más competitivas en 2017, impulsando la eficacia, asequibilidad y flexibilidad de las energías renovables en una escala global.

Con las tecnologías de almacenamiento que también ofrecen impresionantes reducciones de costos, la sagrada trinidad de la energía fotovoltaica, la eólica y el almacenamiento está contribuyendo a reducir el control de los combustibles fósiles sobre el mix energético global, se lee en el informe.

Según BNEF, las energías renovables y las baterías plantean tres amenazas distintas al sector de combustibles fósiles:  aumentando sus cuotas de participación en la generación, suministrando generación despachable, y proporcionando flexibilidad de red y energía, todo lo que anteriormente era prerrogativa de combustibles fósiles como el carbón y el gas.

Una disminución del 79% en el precio de las baterías de iones de litio desde 2010 ha tenido un impacto dramático en la forma en que la tecnología de almacenamiento ahora puede dar respaldo a varias partes del sistema eléctrico, permitiendo una mayor penetración en redes globales de fuentes intermitentes de generación de energía como la solar y eólica, dijo la jefa de economía energética de BNEF, Elena Giannakopoulou.

“Las conclusiones son escalofriantes para el sector de los combustibles fósiles”, advirtió. “Algunas centrales eléctricas de carbón y gas, con muy bajos costos de capital, continuarán desempeñando un papel durante muchos años. Pero la argumentación de carácter económico para la construcción de nueva capacidad de carbón y gas se está desmoronando, a medida que las baterías comienzan a impactar la flexibilidad y los ingresos que disfrutan las plantas de combustibles fósiles “.

El cálculo de BNEF coloca el costo de electricidad nivelado (LCOE) de solar para la primera mitad de 2018 a $ 70 / MWh (sin sistemas de seguimiento), lo cual representa una reducción de costes del 18% con respecto al año pasado.

Estas cifras son aún más bajas para la energía solar en Chile, India, Australia y Jordania, según descubrió BNEF, y los costos están cayendo rápidamente en todas las regiones donde la fotovoltaica está en crecimiento en todo el mundo. En los últimos nueve años en los que BNEF ha estado monitoreando el LCOE para todas las fuentes de energía, ha registrado una reducción del 77% en el costo de la energía solar fotovoltaica, en comparación con “reducciones muy modestas” para la energía nuclear, el carbón y el gas.

“Las subastas competitivas para la nueva capacidad de energía renovable han obligado a los desarrolladores, proveedores de equipos y financieros a reducir los costos de los proyectos eólicos y solares”, agregó el jefe de EMEA de BNEF, Seb Henbest. “Gracias a esto y a una tecnología progresivamente más eficiente, estamos viendo precios mínimos récord para la energía eólica y solar”.

Fuente: PV Magazine.

In this article