Barrick suspende estudios para la alternativa subterránea del proyecto minero Pascua Lama

485 0
485 0

Según la canadiense, la iniciativa sería factible técnicamente, pero no se ajusta a sus estándares de inversión. Ahora, la empresa se enfocará en el plan de cierre de los activos superficiales.

Una drástica decisión adoptó la minera canadiense Barrick respecto a su proyecto Pascua Lama, el que pretendía ser el primer desarrollo minero binacional del mundo, en la frontera entre Chile y Argentina.

Ayer, la compañía informó que decidió suspender los estudios para explotar el yacimiento a través del método subterráneo, opción que venía estudiando desde el año pasado. Esto, por un tema netamente económico. Es decir, no dan los números.

“Desde el año pasado, Barrick ha estado estudiando la optimización del proyecto Pascua Lama. El trabajo hasta la fecha sobre el estudio de prefactibilidad para un posible proyecto subterráneo indica que, si bien el concepto puede ser factible desde un punto de vista técnico, no cumple con los criterios de inversión de Barrick”, indicó la minera canadiense, en el marco de la entrega de sus resultados del primer trimestre.

“En base a esto, y tomando en consideración otros factores de riesgo, la compañía ha suspendido el trabajo sobre el estudio de prefactibilidad y se enfocará en ajustar el plan de cierre del proyecto de la infraestructura de superficie en el lado chileno del proyecto, en línea con los requerimientos legales”, agregó la compañía.

Por ahora, la compañía se enfocará en avanzar en el plan de cierre de faena respecto de los activos superficiales, considerando que Barrick alcanzó a ejecutar el 40% de la construcción, antes de dar de baja el proyecto original.

A fines del año pasado la empresa, que ya castigó la inversión materializada hasta la fecha -y que asciende a unos US$ 5.000 millones- informó que avanzará a la etapa de construcción de la iniciativa subterránea “sólo si esta es técnicamente factible y económicamente rentable”.

El desarrollo de Pascua Lama se enfrentó a dos grandes problemas: los ambientales y otros ligados al alto costo de inversión. El costo total de la iniciativa llegó a estimarse en un rango de entre US$ 4 mil y US$ 8 mil millones, para un proyecto que cuando fue presentado a evaluación ambiental en el 2000, tenía un costo de desarrollo de US$950 millones.

La propuesta

La alternativa subterránea que estaba en análisis tenía por objeto minimizar el impacto ambiental de la explotación del yacimiento, que había sido objeto de sanciones por parte de la autoridad ambiental chilena.

El anuncio hecho ayer, no obstante, no significa que la concreción de Pascua Lama queda desechada en forma definitiva, pues según la empresa, esta continuará evaluando oportunidades para reducir el riesgo del proyecto.

Así, según Barrick, Pascua Lama se mantiene “como una opción de desarrollo en el futuro si mejoran sus indicadores económicos y los riesgos relacionados puedan ser mitigados”.

Fuente: Pulso.

In this article